May 15, 2016 - admin

EL HÁBITO DE COMER FUERA DE CASA EN EL CONTEXTO DE LA CRISIS ECONÓMICA

GT 28 Sociología de la Alimentación

Autor/a
Guadalupe Ramos Truchero (Universidad de Valladolid/ Grupo de Sociología de la Alimentación- Universidad de Oviedo)
Coautor/es
Elio Castaño Suárez (Grupo de Sociología de la Alimentación- Universidad de Oviedo)

Programa:

SESIÓN
Día: Pendiente de asignación
Hora: Pendiente de asignación
Lugar: Pendiente de asignación

La comida fuera del hogar tradicionalmente ha sido analizada como un comportamiento económico centrado, básicamente, en el estudio del gasto en la alimentación extra doméstica. Estos estudios constatan que el gasto en comer fuera del hogar se restringe en momentos de recesión económica, lo que vendría a pensar que se amplia o se reduce en función de la disponibilidad económica de los hogares. Cabría pensar, por tanto, que en el contexto actual de crisis socioeconómica, caracterizado por la reducción de la renta disponible y el empeoramiento de las perspectivas en el mercado laboral, el hábito de comer fuera del hogar se ha transformado.

El objetivo de este trabajo es analizar los efectos de la crisis económica sobre la práctica alimentaria de comer fuera del hogar. Es decir, de qué manera la crisis ha modificado el consumo alimentario extra doméstico y a sus distintas modalidades. El trabajo presenta los resultados de 50 entrevistas en profundidad a los responsables de los hogares familiares, de diversa tipología, realizadas en ciudades españolas de diferentes tamaños de población entre 2014 y 2015. Los entrevistados exponen cómo la crisis ha influido sobre la decisión y las prácticas de comer fuera hogar, qué estrategias y alternativas realizan para hacer frente a la pérdida de poder adquisitivo, qué cambios organizativos y económicos han introducido en este hábito alimentario y cómo ellos perciben los efectos de la crisis en este sentido.

Los resultados muestran que la comida fuera de casa no puede explicarse únicamente como un comportamiento económico, pues la disponibilidad de renta no afecta del mismo modo a la comida fuera por razones de ocio, de trabajo o de familia. El trabajo demuestra como, a raíz de la crisis, se han desarrollado diferentes estrategias de adaptación con el objetivo de seguir manteniendo este hábito alimentario. El incremento del uso de la fiambrera en el trabajo o de la práctica del “tapeo” son muestras de ello. Igualmente, los resultados exponen la importancia de la sociabilidad que implica esta práctica alimentaria.

Los resultados forman parte del proyecto del Plan Nacional “La alimentación fuera del hogar en Europa: Un análisis comparado de los modelos alimentarios extradomésticos en España y Reino Unido” (CSO2012-31904).

NOVEDADES XII CONGRESO + GT 28 SOCIOLOGÍA DE LA ALIMENTACIÓN

 

Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *